De vuelta

23 Ago

De vuelta en Madrid tras unas semanas de vacaciones y de vuelta al Blog, ¡qué ganas! Tengo muchos temas pendientes que he ido anotando en estos últimos días, pero ya los iré contando poco a poco.

Hoy me apetece hablar de Madrid. Y no haré ninguna exposición turística ni hablaré de mis lugares favoritos. Hoy me he dado cuenta que cuando vives en una ciudad, y yo ya llevo más de media vida en esta, uno pasea (en el mejor de los casos claro, porque sino todos vamos acelerados en el día a día) sin disfrutar de lo que le rodea.

Me explico. Cuándo viajo me fijo en todos los detalles de las ciudades que visito, me gusta mirar, tocar, ver, oler, observar, comer, callejear, preguntar…. pero en la ciudad que uno habita todo es distinto. Esta mañana sin ir más lejos me fijé en una estatua en memoria de las víctimas del atentado contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia el 31 de mayo de 1906.

Aprovecho para recomendar el relato que de este hecho hace Javier Moro en Pasión india. Pues bien, me quedé sorprendida de verla después de la cantidad de veces que he pasado por la calle Mayor. Esto me confirmó que mirar no siempre significa ver. ¿Cuántas cosas me estaré perdiendo?

Los domingos suelo acercarme al centro siguiendo una especie de ritual. La primera parada está en el Museo del Pan Gallego en la Plaza de Herradores. Como buena gallega no puedo dejar de animaros para que probéis su pan, al estilo tradicional con harina de trigo, centeno o mezcla. Un placer para el paladar. Os diré  que su secreto está, además de en las materias primas, en el horno de leña que utilizan. El único de estas características que queda en Madrid.

Y como de pan solo no vive el hombre, allí también tienen una amplia gama de productos típicos gallegos y algunos de otras comunidades del norte.

Después suelo ir al Mercado de San Miguel pero esta mañana para variar cambié el rumbo y acabé sentada en una terraza de la calle del Carmen, donde fui testigo de un timo en toda regla.

En una mesa situada en la esquina opuesta a la que yo estaba sentada, había un matrimonio de mediana edad al que se acercó una mujer para leerle la mano. Le muestra 50 euros. Los mismos que el hombre acabará dándole unos minutos más tarde, después de hacerle un lío. El hombre se niega a seguirle el juego pero la mujer se las ingenia para cogerle la mano, de repente empieza a mover unos papeles a pocos centímetros de la cara del hombre, y como si lo hubiese atontado el hombre le suelta 50 euros. La mujer sale de prisa y el hombre queda totalmente aturdido, su esposa no da crédito. Un policía que observó toda la jugada se acerca a hacer unas preguntas y comienzan a buscar a la mujer.

Mientras me tomo un té rojo espero el desenlace, pero parece que todo se quedará así: la mujer buscando nuevas víctimas y el pobre del hombre con 50 euros menos.

Por suerte mi experiencia en este sentido no es mala, me robaron solo una vez el bolso en un restaurante mexicano del centro, pero fue por mi culpa, ya que se lo serví en bandeja al dejarlo colgado de la silla en la que estaba cenando. Desde aquella, el bolso cena siempre encima de la mesa. No tenía ni un euro, así que el botín se reducía a cosas personales, una cartera con fotos familiares que nunca más podré ver, unas gafas, unos libros de inglés….Me sentí como si hubieran profanado mi intimidad. ¡Cada vez que lo recuerdo me enfado de nuevo y eso que ya pasaron unos cuantos años!

¡Hay que estar atento! ( Episodios de este tipo de viven en todas las ciudades)

Y como me encantan las buenas noticias, hoy quiero destacar el buen estado del turismo en el País Vasco. Según el Instituto Vasco de Estadística, Guipúzcoa ha batido en Julio el récord de visitantes en su historia. ¡Enhorabuena!

Hace tres años descubrí San Sebastián y me confieso totalmente enamorada de esta ciudad, de su gente, de su gastronomía, de su lluvia, de sus días con sol, de su playa, de sus alrededores…. Desde entonces han sido muchas las ocasiones que he aprovechado para ir allí. Si todavía no has ido ¿a qué estás esperando?

No dudo que la situación política tenga mucho que ver en estas cifras pero seguro que los planes de comunicación de la Consejería de Turismo del Gobierno vasco han ayudado ¿no crees?

¿No te has fijado en la campaña de embajadores para Euskadi?

2 comentarios to “De vuelta”

  1. Gonzo 23 agosto, 2010 a 0:48 #

    Me alegra que descubra madrí poco a poco, los rincones ocultos son lo mejor… por cierto, ya buscaré y compraré ese pan galego… No deje de ver mi homenaje a mis vacaciones en madrí en mi perfil de facebook… con cierta sorna, pero como soy de aquí, es bueno dar palos a su propia ciudad, y en eso los madrizleños semos los mejores…

    En cuanto a lo de Euskadi, le garantizo que el tema del turismo sólo tiene una respuesta: el cambio de gobierno… lo mejor que le pudo pasar a Euskadi… ahora bien, y si quiere un día le presento a alguno, hay que gente que sigue con escoltas y allá no se puede hablar de política en un sitio público y vivas en esos lares… salvo que seas un valiente o un kamikace, claro…

    • Seijas' Blog 23 agosto, 2010 a 8:55 #

      Hola Gonzalo, veré tu homenaje a Madrid, no lo dudes. Y en cuanto a la invitación, acepto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: